Twitter: @Ajulianperez1

ttu.academia.edu/AlbertoJulianPerez



lunes, 25 de octubre de 2021

LAS VERDADES DEL POETA 

                               de Alberto Julián Pérez 


I


Yo digo 


Hermanos poetas 

navegantes de las tinieblas, 

portadores de las lámparas de fuego 

que iluminarán el camino a los ángeles 

cuando se cierre el cielo 

y venga la última noche, 

mis hermanos, mis padres, 

mis esclavos, mis maestros, 

mis muertos favoritos, 

todos nosotros hijos del mismo espíritu 

cuyo nombre no sabemos realmente 

y le llamamos poesía. 


II 


Digo, contradigo. 


Quien no siente a dios en sí 

no puede vivir la poesía, 

quien no se sabe inmortal 

no es un poeta, 

quien no siente que el lenguaje 

es el origen 

no comprende la vida. 

Quien no entiende que la poesía es un manto 

duerme desnudo y solo en el vacío 

abandonado de los dioses. 

Quien no se casa con la poesía 

llora sin consuelo en el cielo frío. 

El sol mira con envidia al poeta. 


III


Hermanos ángeles 


a.


Digo, contradigo 

las verdades no son eternas, 

como una moneda cambiante 

el mundo está en metamorfosis. 


b. 


La poesía es un juego. 

El hombre es su propio dios. 

Los dioses han bajado del Olimpo. 


c. 


El poeta vive en la historia. 

Sin historia no hay poesía. 


d. 


Hay una poesía para los reaccionarios. 

Otra para los colonizados. 

Otra para los que buscan a dios. 

Otra para los que le temen 

y escriben en prosa. 


e. 


Lo real 

Lo surreal 

La poesía 

Sus contradicciones 


IV


Yo juego

 

1. 


Como no ser yo 

como estar muerto 

y seguir escribiendo desde las sombras 


2. 


Digo, contradigo 


3. 


La poesía busca a los poetas 

y dios a sus hijos 


4. 


Los libros sagrados 

fueron escritos por los poetas 


5. 


La poesía es un acto 

involuntario. 

La musa guía la mano 

del poeta. El poeta 

obedece su llamado. 


6. 


¿Quién es la musa? 

Marque con una cruz: 

la muerte, 

la eternidad, 

la vecina de la esquina, 

mi madre, 

la editora de Planeta. 


7. 


Erato, Calimnia, Caliope 

mis madres 

el que va a morir os saluda 



V


Yo pienso 


i. 


Cuando la palabra del poeta 

se desprendió de sí 

nació la prosa 

y comenzó la literatura. 

La divinidad dejó de ser en ella. 

Exiliados del cielo 

los poetas desde entonces 

vagan por la tierra 

y escriben, eternamente, 

un mismo poema interminable. 


ii. 


La poesía, mortal, peregrina, 

expulsada del Olimpo

por ser demasiado humana,

vive en la constante nostalgia 

de su propia divinidad.


iii.


Digo, contradigo. 


iii bis.


El hombre es un proyecto inconcluso. 

La crueldad es común a todos los animales. 

Darwin cree en la evolución. 

Sócrates busca la verdad. 


iv.


Poetas errabundos 

levántense del polvo 

dejen que venga el día 

la luz eterna 

la poesía del sol. 

Dejen que entre el otro 

que llegue la pasión. 

Abandonen su isla 

reemplacen el verso por el diálogo 

el monólogo por la política. 


v.


El yo desea un lugar en el mundo 


vi.


La vida 

El juego 

Nosotros, los poetas, 

perdidos en las tinieblas 

buscamos en las estrellas 

la inmortalidad del alma. 


vii.


Que se haga la luz 

y viva 

la poesía del día 

la poesía del amor

la poesía del pueblo 

la poesía del mañana. 


viii.


La verdad 

El destino 

La revolución 

El hombre 

Vuelta a uno mismo 


ix. 


Yo digo, contradigo. 


Vivimos en un mundo de apariencias. 

Vivimos en un mundo de ilusiones. 


2021 


Publicado en Revista Renacentista, Octubre 2021. Web. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario